La Princesa Desaparecida – Capitulo 19

Publicado por

Amanda mi madre no estaba ahí.

– Isaías… sabes donde esta mi madre?. – le pregunte.

– creo esta en el salón principal… esta atendiendo al Rey Arturo que hace unos minutos llegó.

– gracias. – dije dando media vuelta.

– Samara. – escuché a Isaías. – volví a voltear para verlo.

– si.

– estas bien… me refiero que si ya sabes lo que el Príncipe Felipe quiere y lo que la Reyna le pidió a tu madre.

– si ya se… y no te preocupes estoy bien… – sonreí… – deja busco a mi madre.

Salí de esa cocina y camine asta el salón principal… cuando llegue me pare a un lado de los demás empleados y mayordomos que ahí se encontraban.

Mi madre estaba sirviendo una tasa de té a mi padre el Rey Arturo… quien estaba sentado en una pequeña sala junto con la Reyna Leonor, el inbecil de Felipe y el Príncipe Josué.

Cuando Felipe me miro sólo bajo su mirada y yo voltee hacia otro lado.

– Samara acércate. – dijo la Reyna….yo voltee hacia donde todos ellos estaban… mi madre me miro y asintió.

Yo me acerqué y me pare aun lado de mi padre el Rey … Felipe se levantó de su lugar y se paró a un lado de mi..

– Arturo quiero presentarte a Samara Ventancurt… la prometida de mi hijo el Príncipe Felipe.

El Rey Arturo mi padre se puso de pie y me hizo una reverencia… si no fuera porque todos me miraban hubiera rodado mis ojos.

– es un plaser conocer a la futura Reyna de España.. – me dio un beso en el dorso de mi mano.. – si el Rey de Inglaterra no fuera mi padre ahí mismo le hubiera dado una cachetada por ponerme en bandeja de plata con la asesina de mi madre.

– el placer es mío su Majestad. – dije haciéndole una reverencia… obvio que a mi padre si le iba guardar respeto.

– su prometida… es muy hermosa Príncipe… y yo estoy encantado de entregarla ante usted para que la despose esta misma noche.

Felipe me agarró de mi cintura y beso mi frente… yo sólo lo mire de reojo con desprecio.

– Perdóname mi amor. – me susurró muy quedito para que yo sólo lo escuchará … – nunca me perdonare por a verte puesto una mano encima.

– Si mi padre se entera que me pusiste una mano encima te cortas los huevos y te hace que te los tragues.. – pensé mientras tenia una sonrisa fingida en mis labios.

– me gustaría descansar un rato. – dijo mi padre el Rey Arturo.

– Amanda por favor lleva al Rey Arturo a la habitación que esta disponible para el.. – ordenó la Reyna.

– si su Majestad… – dijo mi madre dirigiéndose a la asesina de mi madre… – acompáñeme por aquí su Majestad Rey Arturo.

El Rey Arturo siguió a mi madre.

– con permiso tengo que darme un baño con perfume de rosas y losiones para estar lista para mi boda. – dije irónicamente.

– espera Samara. – dijo la Reyna cuando estaba apunto de irme.

– si.. – me detuve y la mire.

– tu madre te explicó como seria tu matrimonio con mi hijo.

– si…. y por mi no hay ningún problema… nadie fuera de este Palacio sabrá que yo me casé con su hijo y si por mi fuera ni en su habitación dormiría.

– y por que no dormirás… si llevan tiempo durmiendo juntos… ustedes creen que no lo sé… así que dormirás en su habitación como su esposa…

– si era todo lo que me quería decir me retiró.

Me di la media buelta y me fui… camine rápido para ir hablar con mi padre… pero el inbesil de Felipe me tenía que seguir.

– Samara espera. – me agarró de la mano en uno de esos tantos pasillos que ahí había.

– sueltame… te dije que no me volvieras a poner una mano encima. – dije casi gritando.

Felipe abrió una de las puertas de las habitaciones que había en ese pasillo y me metió en ella.

– me vas a volver a pegar por eso me metiste a qui.

Felipe me miro serio y me abrazó fuerte.

– Perdóname… no debí pegarte pero me salí de control… tu sabes que yo seria incapaz de ponerte una mano encima mi amor.

– pero fuiste capaz… así que suéltame… lo empujaba..

– por favor Samara… Perdóname mi amor… te juro que nunca más en mi vida te volveré a poner una mano ensima. – me besa pero yo lo aventaba – sabes que yo te amo… te amo… – se puso de rodillas frente ami sin dejar de abrazarme de mi cintura. – me dolió todo lo que me gritaste… yo no tengo la culpa de lo que a echo mi madre… yo lo único que quiero eres tu… te quiero a ti. – estaba llorando…

– me pegaste… y no sólo eso me amenazante.

Me aleje de el dándole la espalda… Felipe se puso de pie y se volvió acercar a mi y me abrazo.

– no sabes lo que sentí cuando me gritaste que no me amabas y que seguirás acostando con tu amigo Fabián..

Yo sólo lo escuchaba mientras el lloraba en mi hombro.

– se que me e portado como un maldito desgraciado contigo… pero aun que te cueste creerlo yo te amo y sólo lo hago porque me muero de coraje el sólo imaginarme, que otro tipo te toca.

– esta noche seré tu esposa… eso es lo que quieres y eso será… así que tu también be a alistarte para tu boda.

Salí de esa habitación dejándolo ahí. Camine rápido y me dirigí a buscar a Amanda mi madre y al Rey Arturo mi padre.

Sabía que la Reyna le daría una habitación cerca de la de ella… cuando llegue a ese largo pasillo empece a abrir puerta por puerta asta que en una de ellas estaba Amanda.

Cuando entre a la habitación mire a Amanda mi madre con el sano de mi padre en sus manos y lo olía mientras suspiraba… yo sabía que Amanda a estado enamorado de mi padre desde hace años.

– donde esta mi padre… – dije cerrando la puerta detrás de mi…

Amanda se sorprendió y puso rápido el saco de mi padre sobre la silla.

– se está bañando.. – respondió.

Me crucé de brazos.

– si sigues callando tu amor por mi padre… la bruja asesina va a terminar enamorándolo y lo vas a perder por no decirle que lo amas.

– cállate Samara… tu padre puede escucharte.. – dijo Amanda muy nerviosa.

– que puedo escuchar? . – dijo mi padre saliendo del baño vestido con un pantalón de vestir, una playera blanca y secando su cabello con una toalla… – yo y Amanda nos quedamos calladas… – les pregunte que que es eso que puedo escuchar.

– nada su Majestad. – dijo Amanda… – los dejó para que hablen… y tu Samara no tardes porque debes arreglarte para tu boda… – yo sólo rodé los ojos

Deja un comentario