Melani «La Prostltuta» – Capítulo 12

Publicado por

Empezaron a preparar mi cuerpo para un tal dibujo «artístico» pero la realidad era que me querían camuflar; me bañaron, me secaron y después estando totalmente desnuda con un aerosol pintaban mi cuerpo , aquella pintura fría mas el hermoso torso del chico que lo hacia me encendía, el sexo era mi debilidad , mi válvula de escape y relajación, le insinué un par de cosas y el chico capto, me dirigí hasta el baño donde el me siguió nos besamos , me acariciaba y su pene ya estaba erecto , pasaba mis largas uñas por su rostros y cuerpo y se erizaba todo, me miraba con una cara de sádico y me gustaba mucho eso.

Se acerco mas el comenzó a tocar mis nalgas e introducía sus dedos por mi ano , resulto ser mas atrevido que los otros , no preguntaba nada solo lo hacia , luego bajo y abrió mis piernas y chupaba mi cl1t@r1s , su lengua subía y bajaba y chupaba nuevamente, era algo delicioso e increíble yo estaba completamente @rr3ch@ no tenia llenadero, la melani prostitut4 ahora era una ninfomana que no le importaba tener sexo con cualquier desconocido con tal de saciar las ganas que le producían los hombres , mientras aquel hombre continuaba chupando mi cl1to@r1s yo chupaba con algo de difícultad mi seno, trataba de rosar mi lengua con mi pezón y lo sentía delicioso , tome la cabeza de aquel hombre y trataba de hundirlo mas hacia el fondo de mi vagina , le decía constantemente » chupa», «chupa» «chupa» «sigue así» , «muerde», estaba desquiciada e imparable necesitaba sentir dolor para aumentar mi placer, y aquel hombre me obedecía.

Hacia lo que yo quería en ese momento, me beso todo el cuerpo no dejo un espacio de mi que su lengua no probara me encantaba pero yo quería probar su pene , y pesar de no ser tan grande me sentía ganosa de darle algunas chupadas, y se las di en su cabeza ese, hombre ese iba a morir del gusto que eso le causaba, se intentaba sujetar de la pared , luego se subió y pidiendo me perdón me dijo que no aguantaba mas y fue ahí que me penetro y lo hacia muy rápido y gemía , lo hacia de manera muy desesperada como si le estuvieran arrancando algo pero aquello me gustaba el morbo era algo que me encantaba y estando ahí pensaba si de verdad yo quería casarme , me preguntaba si yo seria capaz de dejar todo tirado he irme lejos a continuar siendo una puta , era algo que me encantaba y aparentemente lo hacia bien.

Tenia un buen cuerpo y donde fuera no me quedaría sin trabajo, pero mientras pensaba aquello aquel hombre continuaba clavándome una y otra vez sin parar, me daba nalgadas fuertes y me tomaba la cara con rudeza para que yo besara sus dedos , pero su penetración era intensa y con mucha fuerza , me venia muchas veces era algo inseparable, algo increíblemente delicioso , ya no aguantaba tantos orgasmos me sentía en el mismo infierno ardiendo de placer aquel hombre termino dentro de ti me reboso de toda su l3ch3; mi v@g1n@ quedo empapada baje mis dedos se sentía tan delicioso y los chupe para probar aquella delicia, y con mis dedos sacaba todo el semen que había en mi vagina y me lo tragaba, aquel hombre me miraba algo asombrado pero salio y me dijo que me esperaba para continuar con el «dibujo artístico» sobre mi piel, me limpie y salí nuevamente la pintura que había echado sobre mi cuerpo se había corrido así que me volví a bañar para empezar desde cero, el aerosol me volvía acender nuevamente pero trataba de pensar en algo diferente al sexo pero no podía toda mi vida giraba entorno a este delicioso acto, luego de casi una hora de dibujo y esperar el proceso de secado estaba lista , me colocaron una mascara y me metieron a una caja gigante en forma de torta.

Yo saldría de ese lugar directamente para la despedida de soltero de Sebastian, no sabia que hora eran había perdido totalmente la noción del tiempo pero ya habían pasado algunas horas desde que metí en aquella caja , me empezaba a desesperar quería saber que pasaba, pero sentí ruido como voces y creí que ya estaba en la dichosa despedida, solo quería que aquello terminara rápido y regresar a mi vida de puta total eso era, media hora después alguien abrió la caja y yo debía salir de ahí, el primer rostro que vi fue el de Sebastián, jos quedamos viendo fijamente se torno un silencio incomodo, nadie decía nada , ni siquiera Daniel el cual estaba a su lado.

CONTINUARA…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *