Melani «La Prostltuta» – Capítulo 20

Publicado por

Todos salieron y me quedé llorando, mis lágrimas salían como agua, no quería ese bebé y no lo iba a tener, tenía que buscar la manera de que aquél producto que tenía en la barriga no naciera, lloré tanto que me quedé dormida y soñaba tan bonito con la 19; yo bailando y rodeada de muchos hombres desnudos y todos dispensables para mi, chupaba una y otra v3rg@, me encantaba aquello con lo que soñaba, de verdad amaba el s€x0. Desperté y estaba mojada, ni por las condiciones en que estaba dejaba de ser una pu-t@, por eso sabía que me era imposible ser una buena madre. Muy temprano regresó el doctor a revisarme y le suplique que interrumpiera el embarazo pero este se negó, su objetivo era salvar vidas no matarlas. Luego llegó mi madre pero su cara era de pocos amigos.

-YO: hola mami ¿pasa algo?
-MAMÁ: ¿Melani por que hiciste eso? no te imaginas la tragedia que causaste por hablar de mas, por inventar cosas tan repugnantes.
-YO: ¿de qué me hablas mamá?
-MAMÁ: de lo que le dijiste a Carmen.
-YO: es la verdad mamita, Daniel y Sebastián son amantes, te lo juro mami.

Le pedía a mi mamá que me creyera, sentía que estaba en peligro y necesitaba de la protección de mamá pero lo que recibí a cambio fue una bofeta, justo ahí y con las condiciones en las que estaba.

-MAMÁ: Melani, cállate por favor, por estar difamando es que ocurrió lo que ocurrió.
-YO: ¿y que paso mamá?
-MAMÁ: Carmen se suicidó.
-YO: no mamá la mataron, te juro que la mataron.
-MAMÁ: no soportó aquello que le dijiste y en un acto desesperado se pegó un balazo, ¿como pudiste Melani?
-YO: mamá créeme por favor a ella la mataron y seguramente fue Daniel.

Mi mama salió indignada, ella juraba que yo difamaba a Daniel y Sebastián, me sentía devastada, no tenía en quien confiar, me sentía sola, necesitaba a Gustavo, necesitaba tener s€x® para relajarme y no sentirme tan agobiada, quería salir del hospital, sentía que mi vida acabaría como la de Carmen pero ¿en quién confiar? ¿con quién contar si todos estaban en mi contra? entró mi papá y con su hermosa sonrisa cambió mi estado emocional, tenerlo cerca a él era maravilloso, recuerdo los momentos felices que viví a su lado siendo una niña, pero mi papá me dijo algo que me haría llorar nuevamente, el era insistente al decirme que me escapara, que no me casara,, el tiempo a el se le detuvo en ese momento de la vida y me reprochaba el por qué no le hice caso, pero entró apresuradamente mi madre y saco a papá de mi habitación, a la hora llegó Sebastián con un ramo de flores gigante y chocolates preguntando como estaba y ahí me dio la noticia de Carmen.

-SEBASTIÁN: amor, desafortunada mente se suicidó Carmen, Dani esta destrozado y debo acompañarlo, ¿tu me entiendes, verdad?
-YO: has lo que quieras.
-SEBASTIÁN: te lo digo por que probablemente no podre venir a verte en varios días.

Para mi era lo mejor, no verlo, que no fuera a verme, que se quedara con su amante y me dejara en paz. Sebastián salió y me quede sola, pensaba y pensaba que hacer con mi vida y a donde ir, a quien buscar, con quien contar y las respuestas me conducían a Gustavo, debía buscarlo y pedirle ayuda antes de que yo terminara muerta. Pedí hacer una llamada a la capilla y fui insistente pero no contestaron nunca. El no me dio su número de celular así que no tenía otra manera de comunicarme con el, parecía una maldita pesadilla estar embarazada y con un esposo loco, actuar como si no pasara nada me desesperaba, yo necesitaba estar segura y sobretodo encontrar a alguien que me interrumpiera el embarazo.

UNA SEMANA DESPUÉS…

-DOCTOR: hola Melani buen día, ¿como te sientes?
-YO: hola doctor, bien.
-DOCTOR: ¿has sentido dolor?
-YO: no doctor, solo quiero irme de aquí.
-DOCTOR: debo hacerte un último análisis antes de darte de alta y ver como esta tu bebe.
-YO: ok doctor

El personal de la clínica entró a mi habitación el ecógrafo, el doctor puso un gel sobre mi panza y sobre el aparato que usaría para la eco grafía, empezó a moverlo sobre mi vientre causando algo de presión, me preguntaba ¿quieres oír el corazón del bebé? respondí que si, ya que mas daba si estaba ahí dentro de mi, movio algunos botones y se oía super claro aquel tun tun tun tun tun tun, sentí bonito por un instante, era impresionante que dentro de mi hubiera vida y con lo que me hizo Sebastián se haya aferrado a mi, sin querer solté unas lagrimas, me sentía algo conmovida; luego el doctor me dio una noticia mas…

CONTINUARA…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *