Melani «La Prostltuta» – Capítulo 23

Publicado por

Llamaron a una ambulancia, la espera era angustiante y no dejaba de salirme sangre y de sentir algunos piquetes, llegó la ambulancia, me subieron y me trasladaron a la clínica, en medio del viaje perdí el conocimiento, cuando me desperté ya estaba en una cama y justo a mi lado aquél doctor.

-DOCTOR: Melani, al fin despiertas ¿cómo te sientes?
-YO: Creo que bien.
-DOCTOR: te vamos a dejar unas horas mas en observación, ya se controló el sangrado y aparentemente tu hija aún sigue aquí contigo.
-YO: ¿de verdad? Pensé que ya no estaba, ayer fume y bebí café como una loca.
-DOCTOR: tu no has querido entender que tu hija esta aferrada a ti, mira ya te pasó algo fuerte dos veces y ella sigue ahí, firme, sobrevivió al accidente de auto y ahora a tu mala dieta, ella no se quiere ir de tu lado.
-YO: doctor no la quiero, no seré buena madre.
-DOCTOR: ella te enseñará, si esta ahí aferradita a ti, créeme que ella te enseñará.
-YO: doctor si usted supiera realmente como es mi vida, me entendería el por que no la quiero.
-DOCTOR: bueno tomaré asiento, para escucharte .

Lo que tanto había pedido me lo estaba ofreciendo aquél doctor, escucharme, ahora no sabía por donde empezar o si hablarle todo lo que era mi vida, recordaba unos meses atrás que me confesé con Ramos y aquello me costó pero me encantó también, el doctor era algo mayor pero también me lo cøg3rí@ con gusto, no sabía que hacer, no pronunciaba palabra y el se dio cuenta.

-DOCTOR: estoy esperando.
-YO: doctor usted quedó en contarme algo ¿lo recuerda? cuando hizo mi ecografía y lloró.
-DOCTOR : está bien, inicio yo: Desde niño siempre quise estudiar medicina, fui aplicado en el colegio y apesar de tener una familia con una excelente posición económica yo no quería estudiar lo que ellos querían, yo quería ser médico y no me apoyaron, busqué la manera de estudiar becado y lo logré me fui a Cuba, estando ahí y ya estudiando medicina, conocí a Tere, era una negra divina, tenía magia en su mirada, un cuerpo de infarto, era supremamente inteligente me enamoré como un loco y a los 6 meses nos casamos, ella era contadora pública, yo termine de estudiar y regresaría al país, le conté todo a mis familiares para que nos dieran la bienvenida pero fue un desastre, mi familia era racista, no aceptaban una relación interracial, así que le hicieron la vida un infierno, 3 meses después de estar aquí nos enteramos que seriamos padres, ¡no te imaginas la felicidad para nosotros! pero ahí nuevamente estaba mi familia humillándola, tratándola mal, decían que tendríamos al hijo de Lucifer ¿y sabes qué es lo mas chistoso? mi madre es super católica, de aquellas mujeres que no se pierde un domingo de misa, que ayuda a los necesitados, pero en casa era otra, mi Tere sufría mucho lloraba a diario, pero la motivaba la noticia de ser madre, cuando tenía 7 meses a mi me llamaron de urgencia a una cirugía aquí en la clínica, era muy temprano y habíamos quedado en ir a comprar ropa para la bebé por que era una niña, ella decidió adelantarse, se arregló y salio en el auto, en el trayecto otro auto la golpeó por la parte de atrás y ella se estrello contra un poste, quedó atrapada mucho tiempo hasta que llegaron a rescatarla, la trajeron aquí y me tocó a mi hacerle la cesárea, la bebé estaba muy débil, pero nació viva y Tere la conoció, media hora después mi Tere falleció, la bebé estuvo en incubadora una semana y también se me fue, no te imaginas las ilusiones que tenía con esa bebé, todo lo que me había imaginado jugar con ella, me reprocho tanto por no haber hecho mas por mi Tere, mi familia la trató muy mal y desde aquél episodio de mi vida solo me he mantenido en esta clínica, hice dos especializaciones mas y me interne aquí, no volví a tener pareja, mi Tere era todo para mi, perdón Melani.
-YO: llore doctor, no se preocupe.

No puedo negarlo que me conmovieron sus lágrimas, se miraba tan tierno llorando que le propuse adoptar a mi bebé, quedó sorprendido y me dijo que lo pensaría ahora tocaba mi turno de contarle mi vida, no le conté que era una put@, solo que me encantaba el sex@, también le conté que estaba casada con un bisexual que me pegaba y su amante me tenía chantajeada.

-DOCTOR: ¡hijos de puta! Denuncialos Melani yo estoy contigo, yo te ayudaré, no puedes permitir que ocurra esto.

El doctor me tomó la mano y se sentía muy cálida, la tibieza de su piel era deliciosa y nuevamente aparecieron aquellas ganas de sentir una buena v3r-g@ dentro de mi, trataba de pensar en otra cosa pero era inevitable no verle su entre pierna y no saborearlo, quería tener s3x@ con el doctor lo quería hacer, pero no quería arruinar el momento, así que respiré profundo y guardé un poco la compostura, también le conté de las dos veces que mi padre me dijo que huyera y no le hice caso a lo que él me respondió algo que me dejó pensando.

-DOCTOR: dos de dos, mira tu padre en dos momentos diferentes te dijo que huyeras, dos veces tu bebé ha estado en peligro, está clara la señal; o la tercera tomas la oportunidad de huir de tu situación o la situación acabará contigo, lo mismo con tu hija, a la tercera o la aceptas y la tomas o ella no te dará la oportunidad de conocerla.
-YO: doctor que cosas dice, ¿usted cree en señales y esas cosas, eso es avalado por la medicina?
-DOCTOR: antes de ser medico soy un ser humano con percepción e intuición, Melani, de verdad toma decisiones a conciencia, ahora si te dejo, he estado mucho tiempo contigo, nos vemos mañana.

Las palabras del doctor eran muy lindas me habían encantado, sentía que era un ser especial, pero regresaba a mi realidad, llevaba varios días sin saber de mis padres y mi supuesto esposo, no les importaba.
A la Mañana siguiente el doctor me dio de alta y yo salí en busca de aquello que me llenaba, tomé un taxi y me sente en la parte del copiloto, el taxista era super guapo, me quité el gaban quedando solo en la blusa escotada que tenía puesta, le pedí meterse por un callejón solitario, estando ahí lo besé, el continuó con el momento; bajaba sus manos y acariciaba mis s3n0s, tocaba mi cul@ y mi v@gin@, me monté encima de el y empecé a moverme, quería rozar su m13mbr0 con mi v@g1n@ y sentir esa delicia del s3-x0, pero estando ahí se acercaron dos patrullas de policía motorizadas, nos encontraron en pleno acto, para suavizar un poco la situación y evitar que nos llevaran a la comisaría de policía, les insinué tener s3-x0 ahí con todos y obvio aceptaron, ¡me c0g3rí@ con 5 hombres en simultaneo! era una total orgía en medio de la calle a plena luz del día, habían penes de todo grosor y color, era delicioso probar una y luego probar otra diferente, la situación estaba super caliente, super rica y se le ocurrió a uno de ellos introducirme algunas botellas que estaban ahí a merced de la calle, lo acepté y era delicioso, ver sus caras de morbo cuando me retorcía de placer y pedía mas, cada uno eyaculó encima de mi pero yo continuaba ganosa pedía mas y mas, así que en un acto desesperado, alguien me introdujo un palo y ese día toqué fondo, todo cambio.

CONTINUARA…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *