Melani «La Prostltuta» – Capítulo 29

Publicado por

Aqulla vez la intuición me falló, no era Gustavo pero sentía un alivio, al parecer amaba a Gustavo pero no estaba preparada para verlo nuevamente, pero también me surgía la gran pregunta: ¿será que el nunca se acordará de mi y tendra ganas de venir a buscarme? que loca soy si fui yo quien lo dejo ir, quizás con el mi vida fuera diferente, nos amariamos y seríamos buenos padres, pero aquello no lo sabré por el momento, pero mi visita era la que menos espere.

-DANIEL: Si, yo
-YO: ¿qué quieres?
-DANIEL: ¿te puedes sentar por favor? de verdad vengo en son de amigos.

Me senté en una silla frente a Daniel, lo miraba fijamente pero este bajo su rostro y al parecer se limpiaba algunas lágrimas, me pidio tiempo para hablar y respiró profundo, no entendía el por que estaba ahí, quizás Sebastián había fallecido o estaba enfermo pero yo que tenía que ver si el ya no era y nunca fue mi marido en realidad.

-YO: Daniel ¡maldición habla ya!
-DANIEL: se que me odias y quizás te sorprende que esté aquí buscandote, pero necesito de tu ayuda; Sebastián me estafó y se quedó con mi empresa, con el patrimonio de mis hijos, me hizo firmar unos documentos a ciegas donde según le cedía la totalidad de las acciones de mi empresa, confié en el y ensegecido firmé.
-YO: Jajajajjajajaja perdoname la risa pero si ustedes eran la pareja felíz y perfecta ¿a caso Sebastián no era tu niño, no harías cualquier cosa por el? ¿que más da si se quedó con tu empresa?
-DANIEL: no entiendes Melani, Sebastián ahora hizo posesión de todo incluso me echó de mi propia empresa, cambió toda el área ejecutiva, hizo cambios desastrozos.
-YO: ¿y según tu, en que te puedo ayudar?
-DANIEL: tu lo conociste mas, quizás debes conocerle algún secreto o algo para hacerle pagar lo que me hizo.
-YO: que patético de verdad, yo de Sebastián no sabía nada, ¿o se te olvido que por mucho tiempo pensé que me era fiel y resulto ser tu amante? pero me alegra mucho que te pase eso ¿te acuerdas cuando me chantagebas, cuando me humillaste e hiciste que me violaran en aquella despedida de soltero? ni siquiera te importó que mi padre estuviera ahí y que me viera desnuda, quizás me reconocio, eso nunca lo sabré pero me hiciste infeliz todo este tiempo.
-DANIEL: Melani tienes razón y no me justifico y te confieso tu padre si sabía que fuiste tu la bailarina de aquél día.
-YO: ¿que? Mi papá falleció sabiendo mi verdad
-DANIEL: si Melani, todo se salió de las manos queríamos molestarte, llevarte a tu límite pero tu papá no estaba en nuestros planes, le dio muy duro saber que su hija era una prostituta, murio de tristeza, no asimilaba la situación, creo que por eso su memoria se borro o paralizó .

Aquello que me contaba Daniel era triste, mi padre murió sabiendo que su hija a la que le pago estudios tras estudios en realdiad era una pu-t@, ¿como se habrá sentido mi papá al saber la realidad de su hija, de su princesa como el me llamaba?

-YO: Daniel creo que no te podré ayudar con lo de Sebastián, comprenderás y entenderás que nunca conocí al que fue mi esposo, pense que era un persona y resultó siendo gay y precoz, en fin discúlpame.

Salí de la sala y Daniel no dejaba de llamarme, me sentía triste, necesitaba relajarme y la única forma era teniendo s3xø, caminé por varios pasillos buscando al enfermero, hasta que di con el, le hice señas de que lo esperaba en la habitación, estando ya ahí nos cøgyqmøs como animales, sentirlo dentro de mi era delicioso, en medio de la faena tocó la puerta para ingresar la doctora, el enfermero se metió al baño y rezaba que no le diera a ella por entrar hasta ahí.

-DOCTORA: hola Melani ¿puedo pasar?
-YO: si claro doctora, entre.
-DOCTORA: ¿por que estas asi, desnuda?
-YO: no doctora me estaba vistiendo, pensé que podía ser algun chico y me daba pena que me viera así.
-DOCTORA: tu sabes que los pocos hombres del centro no vendrían hasta tu habitación, son reglas esenciales para tu tratamiento. Melani te tengo noticias, hemos visto tu evolución y creo que en un mes te daremos de alta, queremos que estos ultimos días dejes la medicación y aprendas a estar tranquila y en paz sin ella, recuerda todo lo que hemos hablado, la mente controla todo.
-YO: ¡gracias doctora no se imagina lo felíz que estoy!

La docotra salió y ahora debia festejar con el enfermero que me darían de alta, nuevamente nos desfogamos, yo pedía mas y mas y el accedía, ese hombre era un león, mi león, no se quejaba y siempre estaba dispuesto a complacerme de todas las formas posibles, pero al terminar nuestra faena surgio un gran interrogante.

-ENFERMERO: ¿y que pasará con nosotros ahora que te vayas?
-YO: nos seguirenos viendo, obvio.
-ENFERMERO: yo me mantengo todo el día aquí.
-YO: deja de trabajar aquí
-ENFERMERO: debo mantener a mi familia, solo dependen de mi.
-YO: yo te mantengo.
-ENFERMERO: ¿de verdad?
-YO: si.

¿¡Pero qué me pasaba, que cosas era capaz de hacer por mantener s3-x000 constantemente!? me quedé pensativa y sabía que aquel hombre estaría conmigo solo por lo que pudiera darle para su familia, el se vistió y salió de mi habitación.

UN MES DESPUES…

Era el día que regresaba a mi realidad, que debía enfrentarme al monstruo gigante que me invadía llamado lujuria, ¿que sería de mi vida cuando era consiente de que no tome con responsabilidad el proceso de rehabilitación? sentía que salía igual o peor de como entré, ¿que me tocaba vivir para que yo entendiera que aquella vida desenfrenada y tan s3xu-@l me pasaría factura?
Mientras firmaba el acta de salida llego el doctor con Tere, una niña totalmente preciosa, sus ojos, su pelo, su carita era perfecta, vi tan patente el rostro de Gustavo en ella que decidí irme a África, era mi proposito y era lo mejor, buscar al amor de mi vida, pero, ¿ahora que haría con aquel enfemero? mientras organizaba mi vida, me fui a casa de el doctor, el junto con mi mamá me tenían una comida, todo fue realmente delicioso y me sentí agradable, el doctor me pidió hablar a solas pero jamás imaginé que me diría aquello que salió de su boca.

CONTINUARA…

Deja un comentario