Melani «La Prostltuta» – Capítulo 32

Publicado por

FINAL.ALTERNO… CAPITULO ESPECIAL
OTRA OPORTUNIDAD.

«Te amo» era una frase tan hermosa que significaría muchas cosas y que quizás lo hubiera esperado de Gustavo, de ese hombre al que amé, pero no debía ser egoísta, no podía condenar al doctor ni a mi hija a verme así ni a estar al lado de alguien en mi condición, así que una vez mas rechacé la propuesta.

-YO: lo..lo…lo siento, no puedo ser egoísta, no te puedo condenar a una vida al lado de una cu…cu…adrepléjica, no soy buena persona.
-DOCTOR: déjame decidir eso a mi, yo amo lo que veo en tus ojos, las ganas que tienes de recuperarte, como has aprendido a amar a tu hija, como quieres ser aquella mujer caliente pero ahora mas precavida, si Melani, el s3-x0 es parte de los seres humanos y a ti te encanta, pero esta vez la vida te esta brindando una nueva oportunidad de iniciar, hazlo conmigo por favor.

No podía creer que debía encontrarme de frente con la muerte para que yo dejara de ser una mujer caliente llena de lujuria, que no se llenaba con una sola verg@, que siempre quería mas y mas, que tuvo la oportunidad de desenpeñarse como profesional pero prefirió bailar en un tubo y dejarse manosear el cuerpo por unos cuantos pesos, esa Melani aprendió la lección de manera algo cruel, quizás justa para algunos pero injusta para mi. Sentía que no merecía tanto amor por parte del doctor y no lo merecia por que fue el único hombre al que no me c0g1, fue el único al que ni un beso le di y fue el único que se quedó a mi lado hasta el final. Ahora estaba en mi el querer aceptar aquello que el ofrecía pero no quería ser egoísta, el merecía alguien que lo amara y yo no lo era. Pienso que nunca he amado a alguien tan intensamente como lo hice con Gustavo aunque el me olvidó por que nunca mas supe de él. Le propuse algo medio loco al doctor pero pensé que era lo mejor para todos, yo quería que el fuera feliz pero no junto a mi si no al lado de alguien que valorara aquello que jamas pude ver.

-YO: te..te.. propongoo algoo.
-DOCTOR: dime.
-YO: sé feliz, tu eres un hombre muy guapo, generoso excelente padre y profesional, pero no te amo, no te quiero y si de verdad me quieres cásate con alguien que te ame y te respete.
-DOCTOR: yo quiero estar contigo.
-YO: Perdóname, no puedo ser egoísta, te repito que no puedo condenarte a una vida a mi lado.

El doctor continuaba firme en su decisión de estar a mi lado, incluso le pedí aquél día que me enviara a un hospicio o a otro lugar que no fuera su casa para que llevara a alguien con la cual pudiera darse una oportunidad pero nuevamente se negaba.

DÍAS DESPUÉS.

Continuaba con mis terapias pero era tan en vano aquello; mi cuerpo estaba muerto , mis extremidades no tenían fuerzas y solo miraba a aquél joven terapeuta y sentía que mi cuerpo anhelaba una caricia pero no la sentía, lloraba y lloraba. Aun estando en aquellas condiciones no dejaba de pensar, así fuera algunos segundos, en s3-x00.
Mi hija me llenaba mucho escucharla decir mamá, me hinchaba el corazón verla crecer, me encantaba ver como se convertía en una niña hermosa e inteligente y todo gracias al doctor el cual decidió continuar solo hasta que yo cambiara de parecer.

10 AÑOS DESPUES:

FIESTA DE 15 AÑOS DE TERE.

Aún continúo postrada en una cama, mi proceso ha sido lento, casi nulo, mi problema en la columna era realmente delicado, aquél accidente me la dejó totalmente quebrada, me negué a las siguientes cirugías, ¿para que aceptarlas si sabía que no volvería a caminar? mi lenguaje ha mejorado mucho mas, no se me dificulta dialogar mas fluido, pero este día es algo nostálgico para mi; mi Tere se convirtió en toda una señorita.
El doctor le ha preparado la fiesta mas hermosa que jamás imaginé; un salón lleno de flores, música increible, pastel delicioso y mucha gente. Insistió tanto en que la acompañara que no pude negarme.
El doctor me compró una silla de rudas de maravilla; es super cómoda y amplia, me compró un vestido precioso y el mismo me lo puso, era tan bonito ver como un hombre no me miraba con morbo sino con amor, un hombre que al verme desnuda no se aprovechó de la situación pero ya era tarde, yo quería responderle como mujer, quería entregarle mi cuerpo, el se lo merecía pero de verdad ya era tarde para mi. Ese día mi Tere me sorprendió; no le daba pena que esultuviera ahí a su lado y me llenaba de besos, también me presumía con sus amiguitos y decía que yo era su heroína porque después de aquél accidente aprendí hablar, también me decía amarme y que le prometiera ser eterna, ¡Dios mio! que cosas tan bellas me pasan y no las puedo corresponder solo por mi terquead y por la forma de haber llevado mi vida, pero si tan solo tuviera otra oportunidad de vivir no repetiría lo mismo…

15 Años atrás(día del accidente)

-ENFERMERO: Melani, por favor bajate que nos podemos accidentar.

En un momento de ese día todo se me nublo, me paso por la mente la vida que quizás podría vivir si no me bajaba de encima del enfermero, fue algo extraño y confuso, me miraba 15 años después en silla de ruedas y sin poderme mover, me bajé de encima del enfermero y lo dejé conducir normal, el s3-x00 no podía acabar con mi vida, ¡Dios! quizas ese lapsus que tuve era la señal que tanto necesitaba, llegamos a mi casa y le pedí al enfermero que se fuera ya no lo quería ver, sabía que el me abandonaría y que nunca sería tan leal y atento como lo era el doctor.

A la mañana siguiente, busqué al doctor le pedí disculpas casi de rodillas y le conte lo que me había sucedido, no me juzgó, como siempre me brindo su apoyo pero debía poner de mi parte, amaba el s3–x00 pero sabía que aquello me podía jugar una mala pasada así que le pedí internarme nuevamente, ahora si debía poner de mi parte.
Sentí tanto miedo que ahora si era capaz de hacer las cosas bien. Mientras nuevamente llevaba mi proceso de rehabilitación, un día llegó el doctor con un anillo y un juez, el insistía en casarse conmigo y formar una familia ¡y si! esta vez lo acepté, era cierto que no lo amaba pero también sabía que podía llegar a hacerlo.
Me costó lagrimas mi rehabilitación, los medicamentos era fuertes y mis noches de ansiedad terribles pero esta vez si me propuse hacer las cosas bien, lloraba a diario pero si lo logré, un año y medio después sali del centro con otras espectativas de la vida y con ganas de hacer las cosas bien.
Mi primera noche en casa y con mi nuevo esposo fue difícil aunque no lo niego, jamás me forzó a tener intimidad pero aquella noche mi cuerpo no pedía estar con el sino mi corazón, no sentiría esa lujuria ni morbo del s3–xo; sentía una alegría y ganas de aprender a amarlo y por primera vez hice el amor con un hombre, fue de la manera mas tierna y amorosa que nunca antes lo había hecho, aquella vez llenó mi alma y corazón, sentía su amor y sabía que aquel hombre me amaba de verdad, sentía sus caricias y sus besos con amor, no me lo habría perdonado jamás si no hubiera vivido ésto, lo que quizas era el «amor de verdad», ahora tengo una familia, un hogar.
Se que tendre tentaciones presentes siempre pero el me ayudará, intentaré retomar mi profesión o ¿por que no? estudiar algo más para mantenerme ocupada y no tener oportunidad de pensar en s3–x0, cuidaré de mi hija y la haré una mujer diferente a su madre, amo a esta pequeña por que nació de mi y es lo mejor y mas bonito que he hecho por mi misma. Las oportunidades se deben tomar con las dos manos y eso fue lo que hice ahora. Después de tantas caidas y resbalones, dejé de ser la prostituta para convertirme en la señora.

FIN!!!

3 comentarios

  1. Qué bárbaro empecé a leer unos párrafos y me atrapó por completo hasta que termine de leer todos los capítulos no sé porque pero me refleje en Melany

  2. Me volví adicta a esta historia, me encantó por completo… Muy linda reflexión no dejar escapar las oportunidades nunca sabes cuándo será la última!

Deja un comentario