Como tener tus amiguitas más levantadas.

Publicado por

Cualquiera sea el tamaño de tus shishes, es indiscutible que el paso el tiempo hará efecto en ellas y que un gran causante de sus cambios no sólo es la edad sino también la gravedad, y no hay que ser genias para saber que no se puede combatir ninguna de las dos cosas. Las fibras de colágeno son las que le dan forma a tus mamas y con el pasó del tiempo este y tu tejido adiposo se debilita, produciendo la conocida flacidez.

Antes de leer los ejercicios a seguir para combatir la flacidez, tienes que saber los motivos de por qué esto se produce.

Uno de los factores que influyen son los drásticos cambios de peso, esto provoca que se pierda demasiado tejido adiposo logrando que la piel no pueda adaptarse de forma correcta a la nueva forma de tu mama.
Una mala postura provocan que tus amigas se caigan.
La exposición al sol daña la piel y su textura,perjudicando su firmeza.
La maternidad y la lactancia hacen que el tamaño aumente de forma considerada  y cuando esto proceso se revierte la piel suele queda estirada.
Usar una talla inadecuada provoca que se pierda la firmeza.

Una manera de mantener la firmeza es el uso de infusiones de fitoestrógenos que son estrogenos naturales de origen vegetal que se encuentran en algunos alimentos y plantas utilizadas de forma medicinal. Su acción es similar a la de las hormonas femeninas que tienen como función, entre otras, el crecimiento mamario.

Puedes consumir Hinojo para obtener este fitoestrogeno necesario, siguiendo esta receta:

Hierve 1/4 de litro de agua.
Agrega 1 cucharadita de semillas de hinojo molidas (3 gramos) y deja hervir 10 minutos más.
Deja enfriar y cuela las semillas.
La cantidad obtenida te servirá para 3 tazas y debes consumirlas 3 veces por día.

Clara de huevo:
Posee moléculas llamadas lípidos que nutren la piel  y mejoran su estructura, además de cambiar su apariencia.

Debes batir una clara de huevo hasta que llegue al punto de estar espumosa , aplicar por 20 minutos en la zona deseada  y luego debes retirarlo con agua fría. Esta receta puedes aplicarla de forma diaria.

No sólo con recetas mejorarás el aspecto y la firmeza de tus mamas, sino que también es muy importante realizar ejercicios específicos para la zona, para ayudar a tu piel a mantenerse en condiciones y así evitar el estiramiento.

Estos son algunos de los ejercicios que han resultado bastante efectivos y que no conllevan un excesivo gasto de energía.


-De pie y con la espalda recta, haz brazadas tal y como si estuvieses nadando. Puedes hacer 5 repeticiones de 15 brazadas.
-Siéntate en una silla y sujeta el asiento con las manos a cada lado. Intenta moverte como si quisieras levantar la silla contigo encima. Repite 10 veces, siempre con la espalda recta.
-Une tus palmas con los codos levantados y ejerce presión entre ellas durante 15 segundos sin bajar los codos. Repite 5 veces.
-Si tienes mancuernas, párate y separa ligeramente los pies. Eleva lentamente tus brazos por encima de tu cabeza y flexiona los codos hasta que las mancuernas queden detrás de ti. Haz tres series de 5 repeticiones.
-De pie, con las piernas juntas y sosteniendo las mancuernas con los brazos pegados a cada lado de tu cuerpo, eleva el brazo derecho a la altura de tu hombro mientras el izquierdo permanece en su lugar. –Vuelve a la posición inicial y repite con el otro brazo. Alterna entre uno y otro hasta que hayas levantado cinco veces cada uno.

Sumado a los anterior, debemos llevar hábitos saludables específicos para contribuir a un mejor resultado en el proceso.

Utilizar agua fría: Si normalmente te bañas con agua demasiado caliente, deberás modificar esto, ya que la temperatura elevada estimula la flacidez de la piel. Debes recurrir al agua fría al finalizar  tu baño, dejando caer un chorro frío y masajeando para estimular el ejercicio.

Debes hidratar tu piel por dentro y por fuerza: Debes tomar 8 vasos de agua por día y no olvidar de utilizar crema humectante.

Usar protector solar: No sólo en la época que vas a la playa, sino diariamente, ya que la acción de los rayos UV constante son los que también afectan a tu piel y no permiten que mejore.

Alimentos que aporten colágeno: Debes consumir alimentos que contengan esta propiedad como los pescados, los lácteos, los frutas y verduras de color rojo, también fresas, tomates o pimientos.
Practica actividad física.
Utiliza sujetadores.

Tener tu piel firme sólo necesita de constancia y seguir al pie de la letra todos los pasos. Sin compromiso no se pueden tener buenos resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *